Últimas compras en Amazon de los usuarios de Internet Culture
Xiaomi Redmi 6A - Smartphone de 5.45
Xiaomi Redmi 6A - Smartphone de 5.45" (Helio A22, RAM de 2 GB, Memoria de 32 GB, cámara de 13 MP, Android 8.1) Color Negro

97.06 €
Hubsan Dron con cámara HD y Mando a Distancia H501S X4 FPV
Hubsan Dron con cámara HD y Mando a Distancia H501S X4 FPV

119.99 €
IntimaTe WM Heart Racing Silla, Gaming Silla, Silla Ergonómica Silla con Reposacabeza Apoyo y Cojín Lumbar, Cuero Sintético PU, para Los Jugadores de PC Gamer (Verde)
IntimaTe WM Heart Racing Silla, Gaming Silla, Silla Ergonómica Silla con Reposacabeza Apoyo y Cojín Lumbar, Cuero Sintético PU, para Los Jugadores de PC Gamer (Verde)

145.99 €
Xiaomi - Teléfono móvil Redmi 5 Plus 4 / 64 GB, multibanda 20, color negro
Xiaomi - Teléfono móvil Redmi 5 Plus 4 / 64 GB, multibanda 20, color negro

196 €
Suscríbete a Amazon Music
¿Quieres ayudarnos?
Suscríbete a AmazonMusic totalmente gratis por 30 días y nos ayudarás a buscar más contenido para vosotros.
50 Millones de canciones
Añadir un enlace a este libro
Hacer una petición de libro o un comentario

El castigo de la bella durmiente (La Bella Durmiente 2)

Durante todo el año, los lugareños ahorraban cuanto podían para el día en que, por unas cuantas monedas, podían adquirir un esclavo altivo, un príncipe elegido para servir, adiestrado y preparado para la corte, que entonces durante todo el verano debía de obedecer a cualquier humilde sirvienta o mozo de cuadra que pujara lo suficiente en la subasta pública. El jefe de patrulla no podía evitar anticiparse al final del verano e imaginar a estos mismos jóvenes ahora quejosos y forcejeantes, en el momento de ser devueltos, tras concienzudos castigos, con las cabezas inclinadas y las bocas calladas, en la más completa sumisión.

Durante todo el año, los lugareños ahorraban cuanto podían para el día en que, por unas cuantas monedas, podían adquirir un esclavo altivo, un príncipe elegido para servir, adiestrado y preparado para la corte, que entonces durante todo el verano debía de obedecer a cualquier humilde sirvienta o mozo de cuadra que pujara lo suficiente en la subasta pública. El jefe de patrulla no podía evitar anticiparse al final del verano e imaginar a estos mismos jóvenes ahora quejosos y forcejeantes, en el momento de ser devueltos, tras concienzudos castigos, con las cabezas inclinadas y las bocas calladas, en la más completa sumisión.

Título: El castigo de la bella durmiente (La Bella Durmiente 2)

Autor: Anne Rice

Fecha de publicación: 2012

Descargas: 801