Últimas compras en Amazon de los usuarios de Internet Culture
Xiaomi Redmi 6A - Smartphone de 5.45
Xiaomi Redmi 6A - Smartphone de 5.45" (Helio A22, RAM de 2 GB, Memoria de 32 GB, cámara de 13 MP, Android 8.1) Color Negro

97.06 €
Hubsan Dron con cámara HD y Mando a Distancia H501S X4 FPV
Hubsan Dron con cámara HD y Mando a Distancia H501S X4 FPV

119.99 €
IntimaTe WM Heart Racing Silla, Gaming Silla, Silla Ergonómica Silla con Reposacabeza Apoyo y Cojín Lumbar, Cuero Sintético PU, para Los Jugadores de PC Gamer (Verde)
IntimaTe WM Heart Racing Silla, Gaming Silla, Silla Ergonómica Silla con Reposacabeza Apoyo y Cojín Lumbar, Cuero Sintético PU, para Los Jugadores de PC Gamer (Verde)

145.99 €
Xiaomi - Teléfono móvil Redmi 5 Plus 4 / 64 GB, multibanda 20, color negro
Xiaomi - Teléfono móvil Redmi 5 Plus 4 / 64 GB, multibanda 20, color negro

196 €
Suscríbete a Amazon Music
¿Quieres ayudarnos?
Suscríbete a AmazonMusic totalmente gratis por 30 días y nos ayudarás a buscar más contenido para vosotros.
50 Millones de canciones
Añadir un enlace a este libro
Hacer una petición de libro o un comentario

La desaparición de Josef Mengele

Desde 1949, año en que llegó clandestinamente a Argentina, y hasta su muerte en 1979, Josef Mengele, bajo otros nombres (pero por un tiempo con el suyo), se escondió, o vivió «discretamente», en Argentina, Paraguay y Brasil. Sostenido económica y moralmente por su familia desde Alemania o por oportunos «protectores» filonazis, y protegido por Perón y Stroessner (entre otros), el médico que en Auschwitz cometió atrocidades sinnúmero nunca fue detenido ni juzgado, a pesar de que lo buscaban el Mosad y Simon Wisenthal. Soberbio, vanidoso y convencido hasta el final de haberse sacrificado por Alemania y la humanidad, el llamado Ángel de la Muerte trató de llevar una vida corriente (casarse, tener hijos, trabajar), e incluso regresó en dos ocasiones a Europa, hasta que se convirtió en un claustrofóbico prisionero de sus propias esperanzas.
El relato frío, preciso y esclarecedor de sus pasos hasta el fin de sus días, y de todas las complicidades personales y políticas que explican por qué nunca pagó por sus crímenes, dibuja un retrato muy difícil de olvidar.

Desde 1949, año en que llegó clandestinamente a Argentina, y hasta su muerte en 1979, Josef Mengele, bajo otros nombres (pero por un tiempo con el suyo), se escondió, o vivió «discretamente», en Argentina, Paraguay y Brasil. Sostenido económica y moralmente por su familia desde Alemania o por oportunos «protectores» filonazis, y protegido por Perón y Stroessner (entre otros), el médico que en Auschwitz cometió atrocidades sinnúmero nunca fue detenido ni juzgado, a pesar de que lo buscaban el Mosad y Simon Wisenthal. Soberbio, vanidoso y convencido hasta el final de haberse sacrificado por Alemania y la humanidad, el llamado Ángel de la Muerte trató de llevar una vida corriente (casarse, tener hijos, trabajar), e incluso regresó en dos ocasiones a Europa, hasta que se convirtió en un claustrofóbico prisionero de sus propias esperanzas. El relato frío, preciso y esclarecedor de sus pasos hasta el fin de sus días, y de todas las complicidades personales y políticas que explican por qué nunca pagó por sus crímenes, dibuja un retrato muy difícil de olvidar.

Título: La desaparición de Josef Mengele

Autor: Olivier Guez

Fecha de publicación: 2018

Descargas: 651